Ganador® Croqueta | Artículo

18 de junio de 2020

¿Qué hacer si tu perro come demasiado rápido?

Por: Ganador®

Algunas veces nuestros peludos compañeros no pueden controlar la velocidad en la que comen, ocasionando vómitos, gastritis, o en perros más grandes, la peligrosa torsión de estómago que puede convertirse en una emergencia veterinaria.

Los perros llegan a comer rápidamente por varios factores, entre ellos que pueden sentirse ansiosos, conviven con otros perros y sienten la necesidad de comer rápidamente para no dejar de comer, o se encuentran aburridos y la hora de la comida es el único estímulo que les motiva.

Sin embargo, esto puede cambiarse mientras identifiques la razón por la que tu perro se está comportando de esa manera, pues no siempre es recomendable que esta conducta dure por mucho tiempo; así que te damos algunos consejos para enseñarle a tu perro a comer sin prisas. 

  1. Trata la hora de la comida como un evento normal e intenta no emocionarlo demasiado con ella, para que pueda comer con tranquilidad.

  2. Si tienes más de un perro, dale a cada uno un plato para que cada quien pueda comer a su paso y no tengan que sentir que compiten por la comida.

  3. Adquiere un plato especial para que coma lentamente, estos platos tienen una especie de laberinto en su interior que sirve como obstáculo para que tu perro solo coma bocados pequeños.

  4. Subdivide las raciones de alimento, en lugar de darle dos veces al día dale 3 o hasta 4 veces para que no coma demasiado en poco tiempo.

  5. Practica ejercicios de autocontrol con ellos, verifica su conducta y lo que hace que sienta la necesidad de comer todo en dos segundos. Dale recompensas y se paciente con él.

No olvides consultar al médico veterinario de tu mascota cuando notes algo fuera de lo común. Recuerda que cada perro es único y no hay mejor recomendación que la de un especialista para realizar cambios dentro de su rutina.

Compartir

18 de junio de 2020

¿Qué hacer si tu perro come demasiado rápido?

Por: Ganador®

Algunas veces nuestros peludos compañeros no pueden controlar la velocidad en la que comen, ocasionando vómitos, gastritis, o en perros más grandes, la peligrosa torsión de estómago que puede convertirse en una emergencia veterinaria.

Los perros llegan a comer rápidamente por varios factores, entre ellos que pueden sentirse ansiosos, conviven con otros perros y sienten la necesidad de comer rápidamente para no dejar de comer, o se encuentran aburridos y la hora de la comida es el único estímulo que les motiva.

Sin embargo, esto puede cambiarse mientras identifiques la razón por la que tu perro se está comportando de esa manera, pues no siempre es recomendable que esta conducta dure por mucho tiempo; así que te damos algunos consejos para enseñarle a tu perro a comer sin prisas. 

  1. Trata la hora de la comida como un evento normal e intenta no emocionarlo demasiado con ella, para que pueda comer con tranquilidad.

  2. Si tienes más de un perro, dale a cada uno un plato para que cada quien pueda comer a su paso y no tengan que sentir que compiten por la comida.

  3. Adquiere un plato especial para que coma lentamente, estos platos tienen una especie de laberinto en su interior que sirve como obstáculo para que tu perro solo coma bocados pequeños.

  4. Subdivide las raciones de alimento, en lugar de darle dos veces al día dale 3 o hasta 4 veces para que no coma demasiado en poco tiempo.

  5. Practica ejercicios de autocontrol con ellos, verifica su conducta y lo que hace que sienta la necesidad de comer todo en dos segundos. Dale recompensas y se paciente con él.

No olvides consultar al médico veterinario de tu mascota cuando notes algo fuera de lo común. Recuerda que cada perro es único y no hay mejor recomendación que la de un especialista para realizar cambios dentro de su rutina.

Compartir